El pilar fundamental de Élite Pilates

Pilates de máxima calidad en Madrid

Buscando por internet un centro de pilates en Madrid, usted podrá encontrar multitud de posibilidades que le ofrezcan entrenarse con este método. Algunos de ellos ofrecen clases en las cuales los profesores son fisioterapeutas, de forma que dan una gran fiabilidad a todas aquellas personas que, por causa de alguna lesión o las malas posturas que pueden provocarles dolor, deciden usar el método pilates como una forma de rehabilitación.

Un fisioterapeuta tiene la gran ventaja de conocer en qué consiste cada lesión del aparato locomotor. Tiene conocimientos de anatomía y biomecánica y conoce multitud de técnicas diferentes para el tratamiento de distintas patologías sobre una camilla. Sin embargo, ninguno de ellos ha adquirido ningún conocimiento acerca del método pilates como técnica de rehabilitación durante sus años de carrera.

Cuando un fisioterapeuta aplica un tratamiento para la recuperación de una lesión en cabina, por ejemplo un esguince, puede utilizar técnicas como masaje, movilizaciones, manipulaciones, etc. Todas ellas son realizadas de forma activa por el terapeuta, siendo el paciente una figura pasiva en la mayor parte de las ocasiones. Pero, ¿qué ocurre cuando el tratamiento a aplicar resulta ser el método pilates, donde el paciente es la figura activa, manteniéndose en constante movimiento?

Supongamos ahora que usted busca un centro de pilates en Madrid donde los profesores están formados en la escuela de Romana´s pilates® según el método pilates original, pero no son fisioterapeutas. Estas personas saben aplicar el método mejor que nadie, ya que han recibido la formación más exigente que existe en el mundo. Quizá no sepan en qué consiste una hernia discal, pero saben perfectamente qué ejercicios no se deben realizar en estos casos. No saben de anatomía o biomecánica, pero sí saben de qué manera hay que modificar o adaptar los ejercicios para evitar que el paciente se haga daño. Puede que no sepan hacer un masaje o una manipulación, pero saben observar, buscar la alineación y la postura correcta o asistir de forma adecuada.

Yo soy fisioterapeuta y sólo en la Comunidad de Madrid hay miles de ellos. Sin embargo, no soy experta en pilates por haber estudiado fisioterapia. Para saber de pilates hay que estudiar pilates, y eso sólo se consigue con la única formación de calidad que existe en el mundo, la impartida en Romana´s pilates. El método pilates es exclusivamente competencia de ellos y no de ningún fisioterapeuta, por mucho que este método consiga la rehabilitación de infinidad de dolencias.

Por lo tanto, si usted quiere realizar este método como solución a una dolencia o lesión, no busque fisioterapeutas formados en cualquier escuela de pilates, sino profesores de Romana´s pilates®. Esto acotará su búsqueda en menos de una decena de centros de pilates en todo Madrid.